Toy Story 4 presenta trailer.

Éxito y buena acogida en el nuevo trailer de Disney

Por fin tenemos la secuela a la trilogía que marcó la animación 3D, Toy Story 4. Aunque muchos vimos en el final de la tercera película, el cierre y broche de oro a una etapa dorada de Disney/Pixar. Parece ser que esta franquicia aún puede darnos alguna alegría.

Disney en toda su trayectoria siempre ha sido muy mediocre realizando secuelas. Normalmente por que trabajan con ideas arquetípicas. Caminos del héroe totalmente cerrados o incluso grandes catarsis en sus personajes, de la infancia al reino de los adultos.

Es difícil pensar que una historia de ese tipo, pueda tener una secuela al nivel de la original. No es el caso con Toy Story, que relata más bien un “Road Trip” con descubrimiento personal. En seres que no crecen per se, solo evoluciona la relación entre ellos. Este ha sido uno de los grandes aciertos de la franquicia. Permitiendo que cada entrega se sintiera fresca y llena de vida.

En Toy Story 4, se nos presenta un concepto que no teníamos hasta día de hoy, como que significa que algo sea un juguete. La importancia del grupo, de la amistad, la aparición de viejos conocidos. Es un producto a caballo entre el fan-service y la reedición de la formula original.

Esta película parece diseñada para agradar a los fans de las películas originales así como para poder capturar a los nuevos espectadores. No es una historia nueva y se intuyen ya muchos tropos de las películas anteriores. Aunque seamos claros, las películas de toy story siempre han parodiado o dado crédito a películas anteriores.

Toy story 3: La gran evasión

El claro ejemplo de esto que decíamos era la 3ª película. Donde nuestros héroes se veían encerrados en una cárcel para juguetes “una guardería”. Mientras intentaban escapar por todos los medios. Desarrollando una gran inventiva y poniendo a nuestros personajes en situaciones tensas, divertidas y muy emotivas.

El momento final de la trama, era devastador para el gran público, Andy, el niño, creció. No así sus juguetes, que se ven relegados a ver como Andy desaparece de sus vidas, vaciando las suyas. La verdad es que es un concepto entre enternecedor y preocupante. Los juguetes son presentados como siervos y como seres deseosos de compañía humana. Ya que es al lado de estos últimos donde pueden crear su propia personalidad e historia.

Ese tropo sin embargo ya es desmontado en la 2ª película. Donde los juguetes viven casi al margen de su amo Humano. Es en ese momento cuando Boo, desaparece de la escena.

Recapitulando

La aparición de este personaje convertida en una outsider, en el interior de otra utopía para juguetes, recuerda muy rápidamente a la 3ª película. Sin duda habrán sabido jugar con el concepto. Y aunque sin duda no dudamos de la gran historia que se puede haber creado alrededor de este concepto. Quizás nos hace recordar que una cuarta película ya no era demandada. O que esta podría haber cubierto de forma separada algunos juguetes que se perdieron, dar un mensaje a los niños de cuidar sus pertenencias.

Por que al final, toy story es una historia bonita, de amor incondicional. El amor de los juguetes por su niño, del cariño del niño por los juguetes. Todas las relaciones que se presentan son desde el amor a alguien. Incluso los malvados de la 2ª y la 3ª. No son excepcionalmente malvados, son almas torturadas y faltas de amor, que buscan llenar ese hueco.

En cuanto tengamos más datos de esta película, lo publicaremos aquí, en www.mardecuriosidad.com, un saludo y hasta otra!

José García de las Bayonas

Licenciado en máquinas navales. Tecnico de aprovisionamiento de Grupo Planeta Experiencia como responsable de calidad / Oficial de máquinas / Gestión de stocks. Administrador de la página web Mardecuriosidad.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.