PdCat el partido camaleónico

PdCat es el partido en España que más ha modificado su discurso desde la crisis.

PdCat es un partido relativamente nuevo, debido a que es el partido heredero de Ciu y posteriormente «Junts per el si». CiU, inició su descenso a los infiernos del olvido debido a la corrupción interna. Esta corrupción ya había sido denunciada en los 80 en el caso de la banca catalana. Uno de los primeros casos de corrupción de gran calado en España. Precediendo incluso a los casos de Mario Conde, Filesa y la corrupción del PSOE.

Entendiendo el concepto histórico, Ciu nace bajo el ala de Jordi Pujol. Una persona que como denuncia el creador de los Joglars, Boadella, usaba su poder en la banca para promover ciertos proyectos. Tanto es así, que, durante muchos años, Cataluña fue CiU. Tv3 era Ciu, la cultura catalana era CiU, Pactar con Cataluña desde Madrid era hablar con CiU.

Hizo falta el famoso tripartito «PSC, IU y ERC» para hacer salir a Artur Mas de la que iba a ser su presidencia. Tras haber eredado el partido de Jordi Pujol, ya manchado por demasiada corrupción. El tripartito fue demoledor tanto para los partidos implicados, como para Cataluña. Sin embargo, para CiU fue un revulsivo. Ya vieron que ERC prometía algo que ellos no. El cambio de estatus entre Cataluña y España.

Fue durante la crisis, una vez CiU volvió al poder, que sufrieron el «rodejem el parlament». Un movimiento popular aparentemente alentado, desde lo que ahora serían los círculos de Podemos, y el 15M. En este momento Artur más, que ya había perdido la capacidad de influir en Madrid, cambió radicalmente el discurso. «O me dais lo que quiero, o me voy». Ese fue el primero de muchos cambios que nos llevan al día de hoy.

El «procés», la herencia póstuma de CiU

En sus últimos coletazos antes de desaparecer como partido y perdiendo a la gente de Unió en el proceso. CiU creó el monstruo que acabó con su hegemonía. Si bien es cierto, que en poco tiempo el juicio del caso 3% los hubiera destruido como partido. Ellos adelantaron su fin, con un cambio de nombre y de postura ideológica. La autodeterminación como bandera y la política económica expansiva como reclamo.

Pero como pasa en todos los ámbitos de la ideología, si entras en el terreno ideológico de una fuerza ya existente, puedes acabar entregando tu alma, tus seguidores y tu discurso a esa fuerza. Esto es lo que pasó con ERC. Un partido con mucho más bagaje que CiU. Un partido que provenía directamente de las épocas de la república. Con una gran fuerza e inercia y mucho más convencimiento en el nuevo discurso de JpCat. Cosa que rápidamente demostraron al electorado de la antigua Ciu.

En ese momento los antiguos votantes de Ciu, que no estaban convencidos con su nuevo discurso, se van a otras fuerzas como PP o Ciudadanos. Dejando a ERC y JpCat en un proces, un baile a duo dando vueltas a las llamas. Si te alejas demasiado te olvidan y si te acercas mucho te quemas.

Debido a esto, Artur, en un último acto de búsqueda de un espacio propio y de devolver la notoriedad a su partido, creó el 9N. Pero, no contaba con que necesitaría contar tras las elecciones «plebiscitarias» con un 3er partido. La Cup.

Es cuando Mas tiene que hacer el famoso «pas al costat».

El camaleón de un solo color

Es tras este último cambio, que se forja el actual partido PdCat. Un partido que busca convencer con un discurso que nunca fue suyo, de que la independencia es lo mejor para Cataluña. Mientras con la otra mano promete la estabilidad de una derecha sensata. Este sin duda es un discurso que ha sido disonante y difícil de mantener. Pero ha conseguido subsistir gracias a personalismos. Actualmente el expresidente Puigdemont es el mayor valor en su repertorio.

Hay que recordar que este partido era un partido fundamental dentro de una España que quedó dividida en pedazos durante el franquismo. Ahora, es una de las causas de volver a entrar en situaciones de tensión entre ciudadanos en la propia Cataluña.

Será difícil para la antigua Ciu, no perder la hegemonía en muchos pueblos, donde su largo mandato hará que haya tramas de corrupción que se extiendan a todos los niveles.

En estas elecciones locales, se juega el perder el control que tantos años le costó acumular.

Y me parece curioso, en Cataluña, la derecha estaba segmentada en 2 partes, la parte económica en Ciu y la parte tradicional en ERC (Si si, se llaman Esquerra, izquierda en catalán, pero hasta no hace mucho tenían un programa muy conservador). Estamos ante el PP catalán, con su financiación ilegal, sus enchufes, su amiguismo y sus problemas legales.

Estamos más cerca de completar el arco político, creo que ahora debería hacer posts de las 3 derechas del tirón. VOX PP y C’s. Y lo veréis aquí, en www.mardecuriosidad.com

José García de las Bayonas

Licenciado en máquinas navales. Tecnico de aprovisionamiento de Grupo Planeta Experiencia como responsable de calidad / Oficial de máquinas / Gestión de stocks. Administrador de la página web Mardecuriosidad.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.