Movimientos sociales e ideología pendular

Como la ideología evoluciona a través de un tira y afloja.

“Los jóvenes de antes no eramos así.”Es una de las frases más popularmente establecidas por las personas que han llegado a su madurez. En muchos casos viene ligado a la desmemoria, o a la visión distorsionada con el paso del tiempo. En otros casos se tiene razón, las generaciones son elementos distinguibles a lo largo del tiempo, con distintas ideologías.

Normalmente las generaciones suelen estar separadas en periodos de 10-15 años, suelen estar ligadas a sucesos puntuales. La generación del baby boom corresponde por ejemplo a una larga época de bonanza económica. La generación X, la generación 2000, la generación del siglo de oro. Todas las generaciones son fruto de su tiempo.

Hay una frase que reduciría estos hechos a 4 estadios. “Los buenos tiempos crean hombres blandos. Los hombres blandos crean tiempos duros. Los tiempos duros crean hombres fuertes. Los hombres fuertes crean tiempos buenos.”

Sin duda esta afirmación se puede observar a lo largo de la historia de la humanidad. Las sociedades suelen entrar en la más absoluta decadencia justo después de alcanzar hitos históricos sin precedentes. Esto es dado a que las sociedades son elementos en constante proceso de decadencia. Las sociedades necesitan cuidados, mantenimiento y esfuerzo para renovarse a lo largo de los años. Una sociedad estancada que no se cuida, es una sociedad destinada a desaparecer.

Esto hace que las sociedades que se mantienen hoy en día y han durado muchos siglos, sean sociedades pendulares. Una sociedad pendular sería aquella en la cual, las ideas no son totalmente inmóviles, lo es la sociedad en su conjunto. Las ideas de esta sociedad circulan de un rincón a otro del espectro ideológico. Conforme llegan a uno de los 2 extremos, empiezan a aparecer voces disidentes cada vez más fuertes. Estas nuevas voces han de convencer al resto de la población, por lo que deben superar al discurso anterior.

Problemas de las sociedades pendulares

Hay grandes peligros en este método evolutivo de las ideas. Uno de ellos consiste en que la desmemoria juega un papel muy importante. Ideas que fueron totalmente descartadas por una generación, pueden volver cuando esta generación ya no forma parte del motor ideológico.

Las voces que mueven el mundo de las ideas, son motores ideológicos de la sociedad. Suelen estar formadas por gente con una elevada creatividad y grado de empatía. Aunque en el resto de atributos de la personalidad pueden diferir altamente.

Hasta día de hoy, era muy complicado convertirse en una voz en el sistema. Los medios para transmitir las ideas eran limitados, caros o lentos. Los mayores motores durante la historia, siempre fueron los libros o la lectura. Los medios de transmisión de estos primeros solía ser el boca a boca, incluso a manos de trovadores o de la iglesia.

Comunicación y transmisión de la información

La imprenta, la radio y la televisión cambiaron totalmente este paradigma. No facilitando que cualquiera pudiera transmitir su ideología, sino permitiendo que cualquiera recibiera ideología.

Esto obviamente fue del beneplácito de gobiernos y oligarquías. Rápidamente extendieron estos medios de comunicación a todo el territorio de forma subvencionada. Sin duda es un servicio que de forma natural se hubiera extendido igualmente. Aunque es muy posible que hubiera adquirido otras características, con menos ideología.

De mano de los gobiernos, obtuvo rápidamente el papel de crear y cohesionar una idea de país y de sociedad. Aquí en España, donde imperaba el franquismo, se hace patente en mayor medida. Aunque es posible ver en todas las televisiones regionales hoy en día como se muestra siempre la visión más cercana al gobierno de turno.

Claro ejemplo es TV3 que, aunque no existe aparentemente una censura explicita. A base de segmentar la selección de personal hemos acabado teniendo un reducido espectro ideológico, que marca claramente la línea editorial.

Con la llegada de Internet aparece una herramienta que revoluciona nuevamente la capacidad de informar. Esta vez, cualquiera puede emitir información a cualquiera y es el usuario el que, dada la casi infinita oferta, elige que contenido visualizar. Esto ha extendido en mucho las llamadas cámara de Eco. Que no deja de ser la retroalimentación de una idea, hasta la asimilación o la saturación.

YouTube es un clarísimo ejemplo. Muchos os habréis encontrado que tras visualizar un par de videos de forma continuada y dar “Me gusta” YouTube te ofrece un tercer video igual. Esto puede llegar al punto de que solo veas un tipo de contenido y que creas que es el único que existe.

Inicio y fin de ciclo

Tal y como hemos podido ver, actualmente estamos en una situación en la que la gente vive en camaras de Eco ideológicas. Creyendo que el resto de personas no es capaz de ver la realidad, reduciendo casi al mínimo nuestra capacidad empática.

Una de las últimas burbujas en explotar es la del feminismo o el marxismo cultural. Mientras estas dos burbujas se desinflan, las posturas extremas empiezan a resonar, mientras la gente poco a poco inicia un desplazamiento ideológico. Esto entraría dentro de la normalidad, sin embargo las fuerzas ideológicas que mueven el antiguo régimen están instauradas en el poder. Esto significa que un desplazamiento ideológico las hará peligrar.

Sin embargo esta discusión sobre el futuro de ideología lo dejaremos para una próxima entrada de mar de curiosidad. Un saludo y hasta otra.

José García de las Bayonas

Licenciado en máquinas navales. Tecnico de aprovisionamiento de Grupo Planeta Experiencia como responsable de calidad / Oficial de máquinas / Gestión de stocks. Administrador de la página web Mardecuriosidad.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.