Crecimiento y Desigualdad: Fibonacci, Gauss, Gini y Pareto (Parte 3)

Corrado Gini, cientifico estadista

Corrado Gini unificó una gran cantidad de teorías para crear su propio método de análisis. Esto le permitió obtener una visión muy clara y profunda de la complejidad del problema que se le presentaba. Creador de la curva de Gini, que nos ayudará a ver los efectos de la desigualdad.

Italiano, nacido en Motta, estudió Matemáticas y derecho en la universidad de Bolonia. Ya como profesor impartió en clases de casi todas las disciplinas. Estadística, economía, derecho, biometría, demografía y sociología. Todo esto en las universidades de Cagliari, Milan, Padua, Roma y Minnesota.

Fue una persona muy implicada en la primera guerra mundial. Aunque partició sobretodo en los análisis estadísticos para la posguerra y tras ello viajó por todo el mundo. Sus estudios fueron centrados en demografía y antropomorfia, se puede decir que se convirtió en un experto de las sociedades humanas.

Coeficiente de Gini

De que trata este coeficiente. Es un medidor de desigualdad. Como ya hemos visto en las otras entradas, cuando hablamos de un sistema que está en crecimiento, este no sigue una linea recta, sino una curva exponencial. También se puede predecir que la mayoría de los sujetos de un estudio estarán en la la zona central de esta curva. Así que nos quedan por despejar unas pocas incógnitas, como por ejemplo cuan empinada es esta curva, y por tanto como de alto es el exponente. A mayor exponente, mayor desigualdad.

Como podéis ver, a diferencia de las otras reglas, no es un postulado como tal, sino un resultado de los mismos. Como se ve en la imagen, surge el calculo de la idea de una desigualdad 0 (en la que la campana sería totalmente plana) y la calcula contra la curva de lorenz, que nos da el valor real de la curva. Al calcular esta diferencia de áreas, es cuando nos sale el coeficiente. En el caso de un coeficiente 0, todo el mundo tendría la misma cantidad de elementos del estudio.Cuando tenemos un coeficiente 1, solo una persona tendría todo.

En el caso de un coeficiente negativo. Nos indicaría que no hemos hecho bien el cálculo. Este coeficiente solo puede ir de 0 a 1. Pero vamos a entrar en las partes más oscuras de este coeficiente.

Coeficiente elevado, semilla del desastre. 

Creo que podríamos ilustrar con una sola imagen que puede significar cada uno de estos escenarios. Podemos tomar como ejemplo las veces que han ocurrido en nuestra historia.

Los extremos son malos y en el caso de este coeficiente los resultados son funestos. Primero hay que aclarar que la unica forma de imponer valores tan extremos es por el uso de la fuerza y la represión. Ya que el sistema intentará volver a valores menos extremos como fruto de su propia progresión y avance.

Sin embargo, como ya hemos visto, en una situación de crecimiento económico, el valor de Gini, tenderá peligrosamente a un valor cercano a 1 de forma normal. Esto quizás no suena tan grave. Pero a la práctica, significa que la gente que está en la base de una distribución (en este caso de dinero o riqueza). Está muy por debajo de las personas que están en mejores condiciones, estando estas muy muy por debajo, de las personas que viven en la opulencia. 

Esta situación es muy peligrosa ya que podríamos hacer el símil eléctrico.

 

Cuando hay una gran cantidad de voltaje entre 2 fuentes (diferencia de capital, o potencial eléctrico en este caso) y estas están muy cerca. Es muy normal que la corriente deje de moverse por los canales ordinarios y se mueva a través de medios en los que no se debería mover. Es decir, la gente actuará de formas muy violentas para restablecer el equilibrio “justo”. Habrá protestas, inestabilidad, robos, inseguridad.

Gini no hace diferencia entre regiones ricas y pobres. En una región donde todo el mundo es muy pobre, no habrá violencia. En una región donde la gente tiene una renta muy elevada en general tampoco. Es en las regiones donde hay una gran desigualdad, donde hay un caldo de cultivo para una violencia extrema.

Los efectos de Gini cercano a 1 en el mundo

Un parametro de Gini elevado es en principio el deseado por el liberalismo económico, ya que permite el reparto a cada persona según su contribución, sin limites y sin medidas coercitivitats hacia ese éxito, ya que es un camino directo hacia un mayor crecimiento y al final una mejor situación social general. Sin embargo, si estiramos mucho la cuerda, esta se partirá. Llevando al Caos, situando a la parte de la población menos productiva en una condición de pobreza perpetua de la que es imposible salir.

Esto en definitiva es lo que ocurrió en la primavera árabe, el 11-M español y muchos otros movimientos similares, fueron los primeros signos de como ese parámetro había salido de control. En muchos países esto se tradujo en decenas de miles de muertos, países arrasados y condiciones humanas que se extienden a día de hoy, en la guerra de Siria.

Coeficienten pequeño, fruto del desastre

Ahora podemos ir al caso contrario. La única forma de que en una sociedad el coeficiente de Gini sea 0, es impidiendo que la sociedad crezca. O bien coartar a aquella gente que hace que una sociedad crezca. El caso más extremo de esta situación fue la unión soviética, relatada en el libro Gulag Archipielago. Es una situación que incluso en la mejor de las condiciones llevará al colapso social. Primero requiere de un gran esfuerzo violento para mantenerse. Como hemos visto, por si misma la tendencia es a un crecimiento exponencial.  

Esto nos priva rápidamente de lo que aporta a la sociedad las personas más productivas. Imaginad una sociedad que le hubiera hecho la lobotomía a Albert Einstein por ser demasiado listo. Una sociedad que hubiera cortado las piernas de un velocista de élite. O que a la gente alta la hiciera andar de rodillas. En el campo económico se han llegado a disparates similares o peores.

Por ejemplo, en los famosos Gulags, se enviaron a los granjeros más exitosos a realizar trabajos forzados por ser demasiado eficientes. En muy pocos años, esto llevó a una hambruna extrema y la falta de recursos alimenticios. 

Concluyendo

Primero hay que decir, que no hay un indice de Gini ideal. Si que es cierto que ningún extremo es bueno. Con las épocas variará, esto tendrá mucho que ver con la distribución de Pareto. Otro de esos números mágicos, que nos ayudan a ver el mundo. Tampoco espero que tras leer esto os entre la paranoya de cual es el valor de Gini en cada lugar del mundo. Aunque si teneis curiosidad, os dejo un link insertado en la imagen.

Espero que la entrada de hoy os haya ayudado a abrir un poco más la mente y a ver las cosas con una perspectiva diferente.

José García de las Bayonas

Licenciado en máquinas navales. Tecnico de aprovisionamiento de Grupo Planeta Experiencia como responsable de calidad / Oficial de máquinas / Gestión de stocks. Administrador de la página web Mardecuriosidad.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.