Crecimiento y Desigualdad: Fibonacci, Gauss, Gini y Pareto (Parte 1)

Las curvas de un cosmos desigual

Una de las verdades más absolutas del cosmos es que no es uniforme, y por eso existimos. No llegamos a entender por que, pero el universo, en vez de ser igual en toda su extensión y en todas direcciones. Esto es así a todas las escalas con las que interactuamos en nuestro día a día y con muchas de las que no.

Tambien nos afecta en nuestro día a día en cuestiones mucho más profundas como nuestra distribución geográfica, en la riqueza, en la inteligencia. Ha marcado momentos históricos, guerras, hambrunas, grandes revoluciones, arte.

El desarrollo desarrolla la desigualdad Eduardo Galeano

Controlar esa desigualdad, conocerla y estudiarla ha sido una de las tareas más importantes de las mentes más privilegiadas. Es en épocas de desarrollo como la actual, donde la desigualdad social, crece, donde estos conceptos se hacen más presentes en nuestro día a día. Saltando a los trendings toppics gracias a personas como Jordan B. Peterson en sus cursos sobre psicología.

La izquierda infravalora el problema de la desigualdad y a la derecha no le importa Jordan B. Peterson

Hemos escuchado muchas veces cosas sobre el 1% de manos de políticos como Iñigo Errejon y el análisis que hacen de la desigualdad y la causa del acentuamiento en sociedades como la occidental y capitalista.

Entender los mecanimos que generan la desigualdad así como el desarrollo es el primer paso para entender la magnitud de un problema social con una solución muy difícil. Así que nos pondremos manos a la obra. Nos vamos a poner un poco matemáticos, así que no os preocupéis, intentaremos no entrar en las cuestiones más difíciles y vamos a centrarnos en lo que pueden llegar a significar.

Fibonacci: La belleza de una flor.

0,1,1,2,3,5,8,13,21,34… No, no son los números de la primitiva de la semana que viene. Es La serie de fibonacci, que queda definida por la función,   donde y . Lo que quiere decir, que para crear el siguiente numero de una serie, es solo necesario sumar los dos anteriores, así, el siguiente numero de la serie después de 34, sería 34+21 con lo que nos da un resultado de 55.
Esta serie es una de las más sencillas y con más implicaciones en nuestro entorno que existen. Aunque nos la podemos encontrar definida en otras formas más complejas. La serie de fibonacci nos sorprende porque prácticamente cualquier crecimiento o desarrollo sigue de forma muy aproximada esta serie. Arboles, flores, las caracolas, o incluso nosotros mismos crecemos y nos desarrollamos siguiendo esta serie.

Fibonacci matemático pasional

Es curioso ver como la misma regla que afecta a la distribución de los pétalos en una flor, puede llegar a afectar a la distribución de los brazos de una galaxia. Esta serie la descubrió un Italiano que vivió entre el 1170 y el 1240 Leonardo de Pisa también conocido como Fibonacci, que le da nombre a su serie. No solo fue importante por este descubrimiento, sino que este descubrimiento es fruto de añadir el numero 0 a nuestros números. Número que no existía en la numeración romana. Esto fue gracias a los periodos que estudió con los árabes, la capacidad de desarrollar las matemáticas, aumentó considerablemente en el mundo árabe generando una gran desigualdad con Europa hasta la aparición de este número.

El cero cambió el mundo de la ingeniería las matemáticas y las artes de la europa medieval.

 Sin embargo este autor es conocido por su serie que aparece en su cuarto libro “Liber Quadratorum” (El libro de los números cuadrados). Como suele pasar en estos casos, libro surgido de una disputa donde fibonacci demuestra que está a un nivel diferente que el resto. postulando esta serie, que nos empieza a abrir la mente hacia un mundo en el cual las cosas tienden a crecer cada vez más y cada vez más rápido. Podemos decir que los procesos de desarrollo aceleran.
La desigualdad se alimenta de este efecto. Mucho, habla de como las estrellas más masivas atraen más material a su nucleo y brillan más, también habla de como una persona que llega a un punto de crecimiento personal, crecerá cada vez más y más rápido, si nada lo impide.

Belleza en la matemática

Hay otra cosa que se puede extraer de la serie de Fibonacci, que es la “belleza” en estos números. El numero Aureo, un numero que era conocido desde el siglo 3 antes de cristo, también se ve afectado por la proporción del crecimiento de la serie de Fibonacci.
Fijate bien en la imagen, intenta colocar una targeta de credito de forma que se tape completamente, habrás descubierto que tienen la misma forma. Traza un rectangulo en un papel, uno al azar, ahora otro, y luego otro más, verás que de forma normal, intentarás hacer un rectángulo que se parece y que tiene unas proporciones similares a estas.
No es tribial, no es fruto de la casualidad y es un punto muy importante en el desarrollo de las cosas y nos dice mucho de la desigualdad. No todos los rectangulos son igual de bonitos! Y eso es una afirmación muy profunda, estamos programados para que nos atraiga aquello que sigue esta regla de forma más evidente. Estamos programados para buscar la desigualdad, el crecimiento proporcionado.
Como curiosidad, los monstruos de la ficción intentan no seguir la serie de fibonacci, sus formas son distorsionadas y eso nos genera aún más rechazo hacia su figura.
Con esto lo dejamos por hoy,

José García de las Bayonas

Licenciado en máquinas navales. Jefe de calidad en SoléDiesel. Administrador de la página web Mardecuriosidad.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *