Anima politica 2: El nacimiento del super yo

Dios, patria y rey

En la anterior entrada hacíamos un balance del como se había creado el ánima política. Como esta se había convertido en un “ser vivo” que nacía se reproducía, interactuaba en el entorno y podía desvanecerse. Podemos entender por tanto como el ánima política se convierte en victima de la presión evolutiva. Como solo aquellas que actúan en simbiosis con un individio y unas sociedades que necesitan respuestas al mundo que les rodea, prevalecen.

Dioses menores, mayores y antiguos

Como hablábamos el otro día, es en este momento cuando aparece la idea de un Super Yo. Un elemento por encima de todo cuanto existe en la naturaleza. La sociedad cobra cuerpo dentro de las mentes de los humanos que vivían en ellas. Materializándose en muchos casos en forma de historias, de arquetipos, de cuentos que explican como se ha de comportar un buen miembro de esa sociedad. Podemos decir que es la primera idea de un ser supremo, de un Dios.

Aparece también una idea poderosa. El futuro! La humanidad descubre que sacrificar el beneficio presente es una forma eficaz de mejorar su futuro. Es una idea tan poderosa que todas las sociedades del mundo la han implantado en su comportamiento. Rápidamente esas dos ideas se unen para formar una idea aún más evolucionada, que ha marcado nuestro destino. El hecho de que fueran los dioses a los que había que contentar con los sacrificios y que estos a su vez, proveerían del bienestar futuro.

Estas ideas unidas son muy poderosas y cohesionan una sociedad, y no parece difícil entender el por que. Identifica rápidamente entre nosotros y ellos, no solo a los ojos de los mortales, sino a ojos de seres divinos que con su infinita sabiduría, juzgaban. Esto también ayuda a crear otra figura, el chivo expiatorio. Daba igual si alguien no era parte de un elemento cultural externo. Si podía ser identificado como peligroso para el bienestar de la sociedad o de la cohesión política, este podía ser eliminado sin piedad.

La idea de patria política


Poco a poco vamos desentramando que es el ánima política y que es lo que busca. Ahora bien, como hemos ido hablando, esto fue un proceso largo, en el cual las presiones evolutivas entraron en acción. Como todos los organismos vivos, conforme pasó el tiempo y si estos vivían suficientemente aislados del resto, se empezaban a diferenciar. Lo importante es que a diferencia de las presiones evolutivas biológicas, un individuo podía identificarse con la visión política que más le interesase para llegar a sus objetivos.

Esto además se puede mezclar con ideas como el cuento del heroe, en el que estamos sumergidos los humanos en nuestro proceso de maduración, en donde podemos evolucionar nuestras ideas políticas identificandonos con diversos y multiples situaciones diferentes.

Podríamos decir además, que conforme esta idea se ha hecho más evolucionada, las sociedades se hicieron conscientes de si mismas, creando estructuras estatales y figuras mucho más complejas que las ayudaran a mantenerse a si mismas y funcionar en un mundo hostil y cambiante. Lo cual nos lleva al último punto.

A Deo rex, a rege lex

Ya teníamos a Dios, teníamos la sociedad, y las sociedades empezaban a funcionar de forma autónoma. Pero iban creciendo en tamaño y número. Las sociedades familiares se extendían a grupos étnicos, que poco a poco se convirtieron en grandes extensiones territoriales más allá del control de los individuos. Las estructuras de poder biológico ya no estaban al alcance de controlar estos números. Pero para las sociedades esto no era ningún problema. Ahora bien, tenían que aparecer conceptos aún más abstractos, como las leyes, el orden, la paz. Para ello, figuras casi divinas tenían que ser la voz de esos conceptos. Con esto aparecen los Reyes de las grandes sociedades. Emperadores, Reyes, dictadores, Jefes de Gobiernos democráticos, Presidentes, Representantes asamblearios…

Todos estos tienen un factor común. Su poder real no emana de su propia biología, sino de la sociedad en si misma. Ya fuera a través de la figura de un Dios, la figura de la Ley o el deseo del pueblo. Que podía salir mal?

En la próxima entrada, haremos una visión rapida de las perversiones de la sociedad sus virtudes y su inevitable opresión.

19/04/2018

Quiero tras esto, guardar un minuto de silencio por el fallecimiento de Joan de Castro Alemany. Antiguo compañero de instituto y amigo. Sentimos no haber podido ayudarte a encontrar un camino que recorrer y que te hayas parado de esta vida. Nos veremos al otro lado. Espero que sigas practicando para tocar música para nosotros D.E.P.

José García de las Bayonas

Licenciado en máquinas navales. Tecnico de aprovisionamiento de Grupo Planeta Experiencia como responsable de calidad / Oficial de máquinas / Gestión de stocks. Administrador de la página web Mardecuriosidad.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.